Todo lo que hagas en la vida será insignificante;

Pero es muy importante que lo hagas porque nadie más lo hará. Como cuando alguien entra en tu vida y una parte de ti dice: no estás mínimamente preparado para esto; pero la otra parte dice: hazlo tuyo para siempre.

Adiós y encantada de conocerle, señor 2010 : )

En estos 365 días, me ha dado tiempo a hacer muchas cosas… Repasemos.

-He disfrutado todo lo que he podido sin pensar en las consecuencias.
-He vivido momentos irrepetibles con personas insustituibles, pero que poco a poco, se han ido aferrando al olvido cada vez con más fuerza.
-He sufrido lo que no está escrito, y llorado sin que nadie se diera cuenta.
-He ganado batallas que creía perdidas de antemano.
-He querido a personas que realmente solo se merecían odio.
-He sentido en mi propia piel lo que es tocar fondo y al tiempo, conseguir salir a la superficie.
-He mentido, y a veces, me han pillado.
-He descubierto  diferentes besos de diferentes bocas que me han hecho viajar por nuevos y desconocidos mundos.
-He aprendido que perder y retroceder se escriben en la misma línea.
-He olvidado a personas que creía inolvidables.
-He podido salir de un pozo en el que yo misma me había metido.
-He bebido hasta emborracharme y hacer que nada de lo que pasara a mi alrededor tuviera la más mínima importancia.
-He cantada en conciertos hasta quedarme totalmente afónica.
-He hecho cosas que nunca pensé que sería capaz de hacer.
-He luchado por lo que he querido y muchas veces, ha valido la pena.
-He reído con la compañía de los mejores.
-He sido consciente de que hay deseos que tarde o temprano, se acaban cumpliendo.
-He rellenado páginas y páginas de divina y sincera inspiración.
-He perdido a personas que espero recuperar este año.
-He gritado todo lo alto que he podido, a sabiendas de que nadie me iba a escuchar y mucho menos, a hacerme caso.
-He intentado ser fuerte, pero no siempre lo he conseguido.
-He trasnochado muchas veces por el simple echo de ver el amanecer.
-He conocido a gente nueva que nunca pensé que pudieran ser tan importantes para mí al finalizar el año.
-He corrido el riesgo (y lo que no es el riesgo) de perder a alguien que adoro por pensar que “el placer no es pecado”.
-He hecho cosas de las que aún no tengo claro si me arrepiento.
-He fingido estar bien cuando por dentro de moría de la pena.
-He tocado el sol, sin despegar un solo pie del suelo.
-He creído que una relación es cosa de dos, pero me he dado cuenta de que no siempre es así.
-He olido tu perfume a kilómetros de distancia. Amada One Million.
-He soñado cosas que con el tiempo se han convertido en realidad.
-He imaginado que me dabas un pedacito de tu cielo y un whisky con hielo.
-He jugado a  jugar contigo, y me has ganado.
-He vuelto a recordarte. A ti, a tus besos, a tu mirada, tus caricias… y me he dado cuenta de que estaba soñando despierta.
-He usado la expresión “te quiero” demasiadas veces sin ser sincera.
-He declarado patrimonio de interés cultural tu sonrisa.
-He insistido en que después de la muerte, hay otra vida que nos va a tocar vivir a todos tarde o temprano.
-He suspendido matemáticas y física en el colegio. Y también he hecho trampa.
-He contado cosas inconfesables.
-He odiado tanto a una persona, que le he deseado mis peores males.
-He extinguido las palabras “monja de clausura” de mi lista de vocabulario ; )
-He estado cara a cara con la muerte, y le he escupido en la boca.
-He probado algo a lo que he acabado viciada.
-He cogido un cariño enorme a personas que han pasado de ser auténticos desconocidos, o conocidos, a mejores amigos.
-He plasmado en fotos y en mi memoria los momentos más importantes que he vivido.
-He dicho y me han dicho cosas realmente preciosas.
-He pisado mi orgullo con unos tacones de 10 centímetros.
-He lavado mi nombre allí donde he podido hacerlo.
-He querido ser otra persona, pero finalmente me he conformado conmigo misma.

Joder, me estoy dando cuenta de que este año ha sido uno de los mejores de mi vida y de esos que son realmente difíciles de olvidar y de que he aprovechado el tiempo todo lo que he podido y lo más importante, con la gente que más quiero y que me quieren.
Puedo decir orgullosa: Adiós y encantada de conocerle, señor 2010 : )

Descansa tranquila... Ya nada más te va a preocupar. Isabelle Caro (L)

Es una gran hija de puta. Una ladrona, una egoísta... Quiere que todas nos vayamos con ella, algunas caen voluntariamente, otras tienen la suficiente fuerza de voluntad para alejarse de sus malos hábitos y para otras simplemente, ya es tarde para volver atrás... Ella, que se lleva millones de vidas al año, se ha llevado consigo una de las más resaltadas de la historia... Isabelle Caro, modelo anorexica de Toscani murió el 17 de noviembre por causas desconocidas, aunque se sabía que había estado ingresada recientemente por una afección pulmonar. Ella mostró la polémica realidad de la terrible enfermedad mostrando su cuerpo de 31 kilos de peso y 1'65 cm de altura. Increíblemente terrible... Isabelle ya había estado tiempo intentando recuperarse, pues había padecido anorexia desde los 13 años y tras muchos esfuerzos y fuera de voluntad, consiguió pesar 45 kilos, pero ya fue tarde. Víctima de esa secta llamada anorexia; Isabelle Caro a muerto físicamente, pero siempre la recordaremos en nuestros corazones por una persona que luchó y ganó muchas batallas pero que en finalmente la guerra de su vida acabó con ella.... (L)

Pues eso.

Si no arriesgas, no ganas...

Lanzarte, es arriesgarse a fallar.
Amar, es arriesgarse a no ser correspondido.
Reír, es arriesgarse a parecer un tonto.
Esperar, es arriesgarse a desesperar.
Llorar es arriesgarse
a parecer un sentimental.
Vivir, es arriesgarse a morir.
Sermismo, es arriesgarse al rechazo.
Jugar, es arriesgarse a perder.
Gritar, es arriesgarse a no ser escuchado.

Resaca de sentimientos...

Probablemente eres tu, probablemente es por ti.
O probablemente sea yo, o seamos los dos.
Tengo nuestra foto colgada en la pared, me recuerda a nosotros y eso me hace sonreír. Y creo que hora mismo solo necesito un pedacito de tu cielo y un whisky con hielo.

Nadie lo hará por ella.

Ella camina a paso firme, con la cabeza bien alta y con la mirada al frente. Por dentro está deshecha... pero por fuera no va a permitir que eso se refleje. Tiene los ánimos por los suelos, pero lo soluciona con unos tacones de 10 centímetros. La vida le da la espalda, pero ella continúa y piensa que lo mejor es que le mire el culo. El día es gris, pero ella lleva gafas de sol. No le apetece, pero ella aprovecha todos y cada uno de los momentos que tiene libres para distraerse en alguna otra cosa que no sea ÉL. Lo ama locamente, pero lo disimula bien diciendo que lo ha olvidado. Ella vive en su propia mentira, y lo sabe. Prefiere quedarse en casa, pero sale a comerse el mundo. Porque al fin y al cabo, si no lo hace, nadie lo hará por ella.
Lo siento, el espejo ya no funciona como antes
No es tan fácil conseguir llegar a Wonderland
El problema es que ya no eres tan ñiña
Ya no le tienes miedo a la reina
Los conejitos ya no son lo que eran
Y obviamente no vas a beber de una botella con un: "DRINK ME"
que no sabes de donde ha salido.
Se acabaron los viajes con el LSD
Se acabaron las pesadillas cuando estás despierta
Eres muy mayor para creerte que de verdad eran polvos mágicos
No entrarás en Wonderland 
Porque ya no crees en esas cosas.

El problema - Ricardo Arjona

El problema no es tu ausencia, el problema es que te espero.
El problema no fue encontrarte, el problema es poder olvidarte.
El problema no es que juegues, el problema es que lo hagas conmigo.
El problema no es lo que dices, el problema es lo que callas.
El problema no es quererte, el problema es que tu no sientas lo mismo.
El problema no es que mientas, el problema es que te creo.
El problema no es lo que haces, el problema es que lo olvido.
El problema no es cambiarte, el problema es que no quiero hacerlo.

                               Y como deshacerme de ti si no te tengo
                                            como alejarme de ti si estas tan lejos... #
Tú, hazme caso por una puñetera vez en tu vida.


ÁMAME...

PERO SIN QUE NADIE SE ENTERE...

Ho Voglia di te.

Tengo ganas de tenerte, de quererte, de soñar contigo todas las noches de que llames a mi puerta y me digas que me amas, de que rompas el silencio que a veces nos separa, de que arriesgues, de que luches,de que descubras que te hago falta. Nuestro amor no es imposible, pero hay que quitar los obstáculos que obstruyen nuestras mentes, quiero fugarme contigo, a una playa, la más lejana de todas y tumbarme en la arena, tranquila, serena, sabiendo que me amas, mirando el cielo, ahora ya no es gris , ya no está nublado porque me abrazas, me coges y me dices que me amas.

Cariño, siempre nos quedará París.

ELLA es YO.

Ella es de esas que desean cosas imposibles, y sabe que son imposibles antes de desearlas. Ella odia los finales; de hecho, nunca deja que una canción termine del todo. A ella le encanta llorar con los libros y empapar las páginas con sus lágrimas. Ella definitivamente cree en el destino. A ella le gustan mucho las fotos. Ella suele mostrar aquella deslumbrante sonrisa. Ella cree en el tópico: "Sonríe, mañana puede ser peor".  Ella siempre empieza una batalla aunque sepa que está perdida de antemano; ella lucha por lo que quiere, nunca se rinde. Realmente, ella lo echa de menos. Ella odia la palabra no, y sobre todo, la frase "no te quiero". Ella es más fuerte de lo que muchos creen que es. Ella sabe que  a veces las cosas salen mal y no es culpa de nadie. Ella se suele ilusionar más de la cuenta. Suele subir todo lo alto que puede porque luego la hostia va a ser mayor. A ella le encanta viajar por lugares desconocidos sin moverse de su casa. Ella fuma, ella bebe, ella quiere. Ella conoce el fracaso, el odio, la tristeza, el llanto, pero también la felicidad. Ella sabe muy bien eso de "perder y retroceder se escriben en la misma línea". Ella valora muy bien cada detalle por muy pequeño que sea. Ella nunca se para a pensar en nada antes de actuar. Ella intuye que arrepentirse significa tardar en rectificar. Por supuesto, ella detesta la superficialidad. Ella habla muchísimo y sus mejores amigos notan cuando está enfadada. Ella, lógicamente, SOY YO.

De vez en cuando nos recuerdo...

¿Alguna vez echas de menos mi sonrisa? Yo la tuya de vez en cuando. ¿Tienes alguna vez tiempo para
pararte a pensar en lo que hemos vivido? ¿Te has emborrachado alguna vez tanto para que todas las
luces te parezcan estrellas?¿Alguna vez te has hinchado a llorar pensado en nosotros? Yo lo hago de 
vez en cuando. Todo el mundo se está volviendo loco, ahora que pensé que estábamos cuerdos. Todo
lo que hemos dicho y hecho, lo hicimos y dijimos demasiadas veces. No te creerías la de veces que 
temo girar la esquina por si te encuentro al hacerlo y los recuerdos me vienen como gotas de lluvia en 
una tormenta. Pero no, cuando lo hago nunca estás. Y sí, te quiero de vez en cuando.

Conversación común.

- ¿Por qué no te mueres?
- Porque me quieres viva.
NADIE  MUERE VIRGEN
LA VIDA NOS FOLLA A TODOS

Nunca pienso en el futuro, ya llegará

No sé lo que quiero hoy, ni lo que querré mañana. Realmente no sé si soy feliz con lo que hago o con lo que dejo de hacer, si tengo lo que quiero o sólo quiero lo que tengo. No sé si estoy rodeada por la gente que me gustaría o por la que tengo que estarlo. No sé si voy por el buen camino o me torcí hace tiempo... Pero puedo decir sin dudas que disfrutode mi vida, que no voy a pensar en el futuro ni en el día en que moriré. Puede que dentro de algunos años mi vida cambie radicalmente y mi mundo tal y como es ahora deje de tener sentido. Esas cosas, esas personas, quizás caigan en el olvido. Por eso quiero salirme del camino, hacerle caso al corazón y no a la razón. Porque me gusta mi mundo tal y como es ahora y quiero aprovecharlo, por si se derrumba. Quiero equivocarme, como ya he hecho varias veces desde que propuse no hacerlo, quiero correr y caerme, reír hasta que se me salten las lagrimas, saltar y al rato llorar. Esto es como todo, probablemente él también pueda desaparecer. Pero no quiero pensarlo. Sólo sé que él no es una parte más de mi mundo... Es uno aparte. No voy a ser de esa clase de cobardes que se entregan a medias a la otra persona por miedo al dolor. Le quieroquiero a mis amigos,quiero fiestas todos los fines de semana y quiero dejar de escuchar eso de: "¿has pensado en tu futuro?"... Pues no, no lo he hecho y no me da la gana de hacerlo.

Zahara. Con las ganas.

Finjo que no sé, y que no has sabido.
Finjo que no me gusta estar contigo…
Me moriré de ganas de decirte
que te voy a echar de menos…

Al fin y al cabo... solo es un juego.

No, no digas nada. Yo hablaré. ¿Me has estado echando de menos? Porque yo a ti muchísimo. Demasiado.

El problema es que si ahora mismo me dijeras "me encantas" o "te necesito" no podría creérmelo, ya no se cuando es un juego y cuando es verdad. Estoy perdida sin ti. Y de veras me cuesta bastante estar enfadada contigo, por eso, sencillamente no lo estoy. Los motivos por lo que debería estarlo son estúpidos, como lo que siento por ti.
Dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero, porque sabes de sobra que nunca doy el primer paso... Y sobretodo porque me daría miedo que pensaras que todo esto sigue siendo un juego. Sálvame, te lo suplico, acaba la partida y di:
GAME OVER.

Une petite histoire... IL&ELLE

"Tenemos que hablar..." Un escalofrió recorrió su cuerpo. Eran las tres palabras que más detestaba desde hacía tiempo. Nunca sabía que le deparaba aquella conversación de la que siempre salían peleas, enfados y llantos; aunque se intentaba consolar con que al final de ello siempre había una reconciliación.  "A las 10 paso a recogerte por tu casa" Ahí se acabó la conversación. Dándole al botón de colgar y apagando el móvil; apagando también muchas más cosas. Todo estaba a punto de acabarse, a menos de una hora de terminar... Y aunque aún era pronto para sacar una conclusión precipitada de lo que se iba a hablar en esa próxima conversación, ella ya estaba preparada para cualquier cosa que se le fuera a echar encima. O pensaba que lo estaba...
El frío de aquella noche del sábado era infernal, tanto que le resbalaban lágrimas por su mejilla que actuaban como cuchillas haciendo una invisible herida, tan invisible como la felicidad que ella sentía en su interior en aquel momento. A lo lejos lo vio subiendo la cuesta de su calle en la vespa. El ruido de aquella moto era inconfundible para ella y pese a todo lo que había estado sufriendo desde su llamada telefónica, una sonrisa se le iluminó en la cara. Unos segundos después, llegó a su portal y como de costumbre, se bajó de la vespa y le tendió un casco e hizo un gesto para que se montara con él. Ella así lo hizo, sin dudarlo un instante se puso el casco y se subió a la parte trasera del vehículo. Sin mediar palabra alguna, recorrieron media ciudad a acompañados de las luces que alumbraban la noche del 18 y de un frío que cortaba su aliento; sus palabras y hacía que al hablar saliera despedido un humo blanco llamado vaho. Aparcó la moto y ambos se bajaron en su lugar de siempre, allí donde todo el tiempo que podían se lo pasaban gritando, queriéndose, amándose, besándose, a veces discutiendo... Pero era su sitio, en el que habían marcado en aquel árbol una tarde de septiembre, cuando se conocieron, sus iniciales y no quería que se borraran por nada del mundo. "¿Por qué me has traído hasta aquí? ¿Qué es eso tan importante que tenemos que hablar?" Él la miró de un modo extraño, como nunca antes lo había echo, y ella se sintió triste, desolada y entonces, esperó a lo peor. A lo que creía que estaba preparada para afrontar, pero no lo estuvo... Nunca lo estuvo ni quiso estarlo.
- No puedo más, no puedo continuar con esta situación. Imagino que ya sabías a que te he traido... Quiero que todo se acabe, te juro que no aguanto más. No eres la única en mi vida. Y sí, te quiero mucho y has sido una de las personas que más huella han dejado en mi vida, pero necesito tiempo para pensar y aclararlo todo. ¿Me entiendes? A esto podríamos llamarlo un adíos, o si tu prefieres... Un hasta luego, pero prefiero que te hagas a la idea de que no voy a volver a tener nada contigo. Esta es nuestra despedida.
En ese momento tras oír aquella temibles palabras, se le inundó el mundo, la vida  y las pestañas. ¿Por qué a ella? Apenas sin poder pronunciar palabra le miró a los ojos y dijo:
-La decisión es tuya... Yo no puedo obligarte a quererme, pero quiero que tengas presente que tu eres el único chico al que he amado de verdad en mi vida, y que NUNCA, repito NUNCA te voy a olvidar y espero que tu a mi tampoco... Solo quiero saber una cosa...
-Dime que quieres saber...
-Quiero saber si en esta despedida me vas a besar. Solo quiero saber eso.
Después de esto, él se acercó a ella, sin pronunciar palabra alguna le apartó el pelo de la cara y le secó la lágrimas que caían y no paraban de resbalar por sus mejillas y la besó.
Miles de recuerdos de todos los meses que habían pasado juntos volvieron a su memoria en aquel cálido beso de apenas segundos. Iba a tener que aprender a vivir sin él. Sin sus abrazos, sin sus besos, sin oír su risa, sin sus mensajes, sin ver en lo profundo de sus ojos aquel "te amo" que se decían mutuamente sin palabras. Obviamente, no sabía si iba a poder vivir con ello. Prometió no volver a olvidar ese último beso que él le entregó. Prometió no quitarse de la mente la imagen de su cálida sonrisa que siempre tenía en los momentos más criticos y difíciles para ella. Pero esta vez, era uno de esos momentos y de su rostro solo había seriedad y unos ojos que gritaban: "No te quiero, no quiero volver a verte. Adiós." Él sin más demora, se dio la vuelta, se montó en la vespa y se despidió de ella, dejándola tirada en mitad de la nada, abandonada a su suerte. En ese mismo instante, no aguantó más. Se tiró al suelo, se hizo un ovillo y comenzó a llorar como jamás lo había echo, llorar de verdad. Había perdido a la persona que más amaba en el universo y no tenía vuelta atrás.  El frío cada vez era más intenso y ella se estaba rompiendo cada vez más despacio, ajena a la mirada del mundo y ahora estaba sola y perdida en un mar de llanto, tristeza y dudas. No existían palabras para describir lo que sentía. Solo quería renunciar a todo lo que tenía por respirar el mismo aire que él hasta el día que muriera, pero eso ya no era posible. Su vida había cambiado para siempre en unos segundos, ni si quiera habían transcurrido 5 minutos. Se había vuelto la persona más vulnerable que conocía gracias a que todo había acabado. En su cabeza resonaban aún las palabras que habían dado paso a su situación actual: "Tenemos que hablar" Y ya está. Ni siquiera ella supo como, pero sacó fuerzas de lo más profundo de su ser, se secó las lágrimas que hasta hace un momento habían empapado sus bellas facciones y  se levantó. Ya había perdido definitivamente una parte de su vida, y esa misma parte le acababa de arrancar un trozo de corazón ya inmune al frío de la noche. Respiró hondo varias veces y sonrió. De nada servía seguir llorando y muerta en vida, nada de eso iba a devolvérselo. Tenía que seguir adelante y por mucho que le costara, lo iba a conseguir. De echo, ya lo estaba consiguiendo.

¿Que qué quiero para el 2011?
Solo una cosa. Pasarlo contigo.


Levantarme cada mañana a tu lado o mirar el móvil y ver que tengo mil llamadas perdidas tuyas y mensajes con un simple "te quiero". Que me mires a los ojos y no haga falta decir nada más, que después de eso nos fundamos en un intenso beso que deseemos que no termine nunca. Amarnos todos los días y todas las horas, minutos y segundos que podamos. El uno junto al otro. Hasta que acabemos fundiéndonos en una sola persona. Que seamos solo nosotros y que el resto no nos importen. Que me dejes quererte con toda mi alma y que tu por supuesto, hagas lo mismo. Que te pelees conmigo y luego me digas que lo sientes, que no aguantas tanto tiempo de malas con una persona como yo y que me amas cada vez más. Que no nos juzgemos nunca y nos aceptemos el uno al otro tal como somos. Quiero que demos tumbos sin tener un lugar fijo en el que ir, y en las tardes de invierno nos escondamos en un portal a querernos, a besarnos, a amarnos y a volver a convertirnos en uno solo... Que no nos separemos en ningún momento. Te quiero, y deseo un 2011 junto a ti.

Eligiendo nuestra propia muerte.

Desde que era una cría me han dicho que no era bueno fumar, que nunca lo probara y que por supuesto, nunca fumara. Pero eso te lo dicen cuando eres pequeña y tú les haces caso. Ahora con 15 años, ya soy más madura y tomo las decisiones yo sola y corro el riesgo de no saber como me van a afectar. Hablo de ÉL. De mi marca de tabaco preferida. Dicen que no tienes que engancharte a la primera calada del cigarrillo porque no significa nunca nada. Solo es para probar algo nuevo. Mentira. Lo mío con el tabaco ha sido mucho más. Me he enganchado definitivamente. Y ahora tengo mono. Mono a volver a ponerme ese cigarro entre los labios y encenderlo con esa llama a la adjudicamos el nombre de pasión. Pasión por fumar. Pasión por consumirnos en cada calada, que de nuestras bocas salga ese humo. El humo de la traición. Queremos saborearnos y luego engañarnos a nosotros mismos diciendo que nunca hemos fumado, que el tabaco es de una amiga. Antes de ponernos el cigarrillo entre los labios y aspirar sabor hasta dejarlo en simples cenizas que se apagarán cuando se termine todo, debemos saber que nos hemos enganchado, que Hemos elegido nuestra propia muerte. Muerte por ti. Muerte por querer fumar más y más y no poder hacerlo. Muerte por "exceso de mono". Una muerte, que va a acabar conmigo lenta y dolorosamente.
- ¿No dices que no es amor?
+ Y no es amor, es odio.
- ¿Como puedes odiarlo?
+ No lo odio a él. Odio esta situación.
Desafortunado en el amor, afortunado en el juego. Feliz 2011.

¿Mi propósito para año nuevo? Que todo pase, que se confunda con mis más lejanos recuerdos y nunca pueda volver a sentir lo que estoy sintiendo en estos momentos. Saber que de verdad no fue un error. Fue una perdición total en la miseria que comparto ahora con los más desafortunados que ni si quiera ganan en el juego. Beber hasta emborracharme y olvidar todo lo que pasó o fingir que lo he olvidado. No puedo más, enserio. Nunca me había sentido tan hundida. Te echo de menos y necesito que salgas de mi mente más que nada en el mundo.
  Dímelo por favor, dímelo. Quiero que lo hagas.
Dime que yo sola me lo he buscado, dime que fui yo la que provocó esta difícil situación entre los dos. Dime que deje por un momento de pensar en ti, que mi primer y último pensamiento cada día no seas siempre tu. Dime que no me quieres, que ya no sientes nada por mí y que lo único que pasó entre nosotros fue un error que quieres borrar de tu memoria. Dime que ya no vas a ser mi amigo, que no volverás a dirigirme la palabra y que nunca me vas a mirar a los ojos de nuevo y a susurrarme al oído "te quiero" como solías hacer. Dime que he sido una puta egoísta. Dime que no estoy luchando lo suficiente, que aún me quedan millones de lágrimas por derramar y que no he hecho todo lo que podía. Dime que estás realmente arrepentido de lo que hubo y pudo haber entre nosotros, que fue una pesadilla para ti y un sueño para mi. Dime que ya estoy totalmente perdida y que es realmente difícil que me vuelva a encontrar a mí misma. Dime que no grité tu nombre lo suficientemente alto para que me pudieras oír, dime que no te he suplicado más de mil veces otra oportunidad. Dime que ya no quieres volver a saber de mi, que no te importo y que por ti, como si dejo de existir.  Dime todo eso, y te juro, que me hundo. Dímelo, dímelo y prometo que ahí será cuando deje de luchar de una puta vez por ti, por mí, y por nosotros.

Puta ama, ¿que no?

 

 

Not Stress.

Un día te sientes bien, otro mal. La felicidad te invade y dibuja una sonrisa en tu cara un viernes, y el sábado solo tiene ganas de llorar y decir un "hasta luego, nunca más" al mundo. Pensaba que no iba a ser tan malo eso de ser bipolar. ¡Por culo! En realidad, me encanta. Respecto a ti... no se no se, también me afecta esto respecto a ti. Te quiero, te odio, te quiero, te follo, te odio.  Y ahora pienso, que quiero hacerlo de verdad, que sí, que esta es una de las únicas cosas de las que he estado segura en mi vida. Que le den a la bipolarizacón. Lo tengo claro; pero me siento como si algo o alguien estuviera encima de mi cabeza presionándome y no me permitiera volver a levantarla para decirte que por una vez sé lo que quiero y nada me va a hacer cambiar de opinión. Te quiero y soy capaz de hacerlo, me siento capaz.
Lo siento... Aunque sé que la culpa no es mía. No vale de nada arrepentirse ahora de lo que hemos hecho, pues no hay vuelta atrás. Ambos sabíamos las consecuencias antes de hacerlo; arrepentimiento, dudas, temor, amor, odio, sentimientos que embriagan de tristeza nuestra mente...  Quisimos que todo fuera perfecto, a sabiendas de que no iba a ser así, pero nos arriesgamos y pensamos con el corazón, no con la razón. Quisimos perder el control, dejarnos llevar y que el tiempo pasara lento cuando estuviéramos los dos juntos, en aquel momento tan deseado, sintiéndonos uno solo, una misma persona y un mismo corazón que late al mismo tiempo, que no piensa en nada más que en lo que está haciendo en ese instante... Que nos guiamos por nuestros sentimientos y no pensamos en el qué dirán, ni el qué pasará. Cometimos un error, pero ya es tarde para volver atrás. Debimos pensarlo antes de hacerlo.
Quisimos romper esquemas y ahora rotos, no hay nada con lo que se puedan arreglar. Lo siento, pero te repito que la culpa no es solo mía. Es de los dos.

Nuestra realidad, supera cualquier ficción. Te quiero.


A mi los muertos me dan ganas de follar, me recuerdan que la vida es frágil y hay que aprovechar los momentos de placer.

Cadena de favores.

Creo que a algunos les da miedo... pensar que las cosas pueden ser distintas. El mundo no es exactamente... una mierda. Alguna gente está acostumbrada a las cosas como están... y aunque estén mal, no pueden cambiar. Y digamos que se rinden. Y cuando se rinden, todos pierden...
-No dejes que me quede atrapado aquí.
-No lo haré.
-No quiero perder ni un minuto más sin ti.


Para nosotros no existe el amor, sólo la supervivencia.

Uno y uno no siempre son dos, a veces son tres...

Vamos a hacerlo joder. Que le den a todos, que se jodan los demás. Nosotros solos podemos, y no necesitamos a nadie más. Es cosa se dos. Quiero perder el control, quiero que no pueda más y que se pase el tiempo lento  sin tener que darle cuentas a nadie. Solo nosotros dos. Dejarse llevar suena demasiado bien. Que tenemos ocasiones y tenemos ganas, no nos hace falta nada más. Que no se puede resistir todo, que la tentación es la única excepción. Y que la mejor manera de librarse de ella es caer en sus brazos.
Vamos a romper esquemas. Vamos a hacer honor a ese pecado capital, llamado lujuria. Deseo & Pecado. Quitémonos todo, dejémonos la vergüenza aparcada. No importa nada, en ese momento, no se piensa en nada. Vicios, tentaciones, querer más y más, desearlo todo y poder tenerlo al alcance de nosotros mismos cuando queramos y como queramos.
Es demasiado bueno para ser verdad. Hagámoslo.
PD: Huye de las tentaciones, pero despacio para que puedan alcanzarte porque ambos sabemos que es lo que queremos.

¿Comer para viver o vivir para comer?

Ya lo has conseguido, eres libre. Al principio te costó  más de lo que hubieras pensado, pero ahora, eres feliz, te ves bien, te quieren y lo más importante; TE QUIERES.
Has derramado muchas lágrimas y has pasado muchas noches en vela. Al principio pensabas que no tenías ningún problema, que lo hacías para perder un poco de peso, pero desde entonces perdiste la cabeza y sobretodo EL CONTROL.
Te negabas a todo, pero a los ojos de tus padres comías como una chica normal, que no se preocupa demasiado por su aspecto físico, pero a escondidas comías mucho más de lo que debías, te sentías mejor, ocupada y no pensabas en nada más, pero después de hacerlo llegaba EL ARREPENTIMIENTO...
Tus amigos te decían que estabas loca, que estabas bien físicamente y que dejaras de hacer tontería y gilipolleces, tú por supuesto,  NO LES HACÍAS CASO.
Luego la cosa fue a más; continuos mareos, úlceras en el estomago, depresiones, cambios de humor demasiado rápidos, el no poder controlar bien tus sentimientos, mentiras, tirarte a todos los tíos solo para sentirte mejor. Todo esto por un objetivo, ser PERFECTA.
Guapa, solo querías ser guapa, y un día que ya no pudiste más, decidiste ir con tus dos mejores amigos  a confesárselo a la única persona que te podría ayudar.
Ahora ya todo te va mucho mejor, tu AUTOESTIMA ha subido, aunque a veces quieres caer, prefieres no hacerlo porque sabes de antes mano como va a ser la caída y sabes que cuesta más de lo que creías levantarte.
Dicen que los trastornos de alimentación nunca se llegan a superar, yo todavía no he superado el mío, pero sé que si quieres puedes. : )
Ánimo a todos...


CASOS RECONOCIDOS:
-Mary-Kate Olsen                    -Karen Carpenter
-Whitney Houston                     -Elton John
-Sandra Dree                            -Hilary Duff
-Nadia Comaneci                      -Christy Hienrich
-Melanie Griffith                        -Christina Ricci
-Lindsay Lohan                         -Anahí Puente
-Christina Agilera                      -Alanis Morissette


http://www.youtube.com/watch?v=a2MemtgASVA
http://www.youtube.com/watch?v=pCUA_VYa03I
http://www.youtube.com/watch?v=o1gAyqoGVow&feature=related

Amor por escrito.

¿Sabes? Yo también se que te quiero.
Porque haces las cosas fáciles.
Y si tuviera que elegir un sitio para vivir, sería tu cuarto.
Porque debajo de tu cama, el mundo es tan pequeño que parece que no puede pasar nada más. 

Y a mi no me hace falta que pase nada más si estoy contigo... Tequiero.

Can I play with madness?



No he dejado de quererle, ni siquiera cuando le odiaba.
Escúchame bien. No le merezco, ni el me merece, pero le necesito.
Y nunca necesité nada.


Adaptación Björk

Yo te recuerdo, tú eres el que hizo que mis sueños fueran verdad, algunos besos atrás. Yo te recuerdo, tú eres el que dijo: "Te quiero también, ¿lo sabías?Recuerdo la campana distante, y las estrellas y besos que cayeron como lluvia, bajando del azul y de tu amor. Cuando mi vida pase y los ángeles me pidan que recuerdes todas las emociones, les diré que te recuerdo..

No recuerdo olvidarte...

No desaparece si cierras los ojos...
Y os preguntareis el porqué de ésta foto, el porqué pongo una foto de Las Vegas, pues bien, la respuesta a ésta pregunta no es que me encanta ésta maravillosa ciudad y bla bla bla, no, la respuesta sólo os la sabríamos responder yo y otra persona, sí, otra persona con la que un día prometí viajar a ésta ciudad, los dos solos, y casarnos, como si acabásemos de salir de una película de Hollywood. Pensaréis que es muy bonito y tal, pero el punto negativo de todo esto es, queprobablemente con el tiempo, a ésta persona se le olvide la locura que un día prometimos cometer y que a la pregunta: ¿Qué significa para ti ver una foto de Las Vegas? No se le pase, en ningún momento, mi nombre por su mente.